El restaurante

El restaurante de la Casa del Vino

Un elegante restaurante, una copa de vino de Tenerife y cualquiera de los platos pensados por nuestros chefs, que mezclan ingredientes de proximidad con buenas dosis de mimo y creatividad.

¿El resultado de esta combinación ganadora?

Es el restaurante de la Casa del Vino: almuerzos, brunch y cenas en la sala, en la terraza con vistas al Teide o en sus reservados como la conocida sala de piedra con esas pareces tan especiales y hasta un horno de pan.

Aquí se fusionan carácter, tradición e ilusión para hacerle pasar un rato mágico dando buena cuenta de cualquiera de las especialidades de la carta.

¿Con ganas de ver la carta completa? Pues marchando…

Es el restaurante de la Casa del Vino: almuerzos, brunch y cenas en la sala, en la terraza con vistas al Teide o en sus reservados como la conocida sala de piedra con esas pareces tan especiales y hasta un horno de pan. 

Aquí se fusionan carácter, tradición e ilusión para hacerle pasar un rato mágico dando buena cuenta de cualquiera de las especialidades de la carta. 

Y todo hecho con inmenso respeto por lo rural, que conste.

¿Qué tiene el Restaurante de la Casa del Vino que no tengan otros?

La fórmula combina cocina tradicional canaria, ingredientes de la tierra, una dosis de creatividad y mucha dedicación en comidas, cenas y brunch.

Todo eso y una atmósfera en la que se cuidan los detalles: una pensada carta, personal entregado y una copa para cada vino, ¡por supuesto! Y para rematar, una zona de tasca y terraza con vistas al Teide.

¡Casi nada!