Exposiciones universales. Premios

Esta situación de privilegio no podía durar mucho. La Independencia de Portugal y las leyes de navegación inglesas de 1651-1673, que obligaban a transportar los productos que intercambiaban Europa y la América Inglesa, en barcos ingleses, pasando previamente por las aduanas británicas, donde se abonaban elevados aranceles, provoca, a partir de 1640, la caída de las exportaciones de vino canario hacia América.

El fuerte desequilibrio en la balanza comercial con Inglaterra y el alza continuada de los precios del Malvasía canario provocan el establecimiento de una serie de medidas proteccionistas por el imperio británico, lo que va a suponer un fuerte descenso de las exportaciones a Europa en los años finales del siglo XVII y comienzos del siglo XVIII.

La protección inglesa a los vinos portugueses fue otra circunstancia que favoreció la decadencia del comercio del Malvasía durante el siglo XVIII. De esta forma, los vinos portugueses fueron introducidos en el mercado inglés a cambio de la exclusividad del mercado portugués para las manufacturas inglesas.

Las pérdidas de los mercados exteriores y factores de producción adversos en el viñedo, como las enfermedades del oidio desde 1850, y el mildiu en 1878, supusieron un descalabro en la producción vitícola insular, lo que significó su reducción en el mercado interinsular.

Fruto de una época gloriosa, los vinos isleños hacen nuevamente acto de presencia en distintas Exposiciones, como la Exposición de Madrid de 1877 y la Exposición Universal de París en 1898, donde obtienen premios y medallas. De las grandes familias vitivinícolas de la época se conservan en la actualidad en el Museo del Vino de Tenerife algunas etiquetas de sus vinos que reflejan los premios obtenidos.

HAMILTON
Medallas de oro en las Exposiciones de Filadelfia 1876 y París 1878.

En la desaparecida Casa de los Hamilton, situada en la calle de La Marina de Santa Cruz, era donde estaban todas las bodegas más importantes. De tres plantas, en la baja estaban los depósitos de almacenes de muchas cosas, entre otras el vino. La oficina de la Compañía y las oficinas del Consulado Británico estaban en el entresuelo, y en la segunda planta la vivienda.

MARCOS PERAZA
Diez medallas, de oro, plata y bronce en las exposiciones de Viena 1873, Filadelfia 1876, Madrid 1877, París 1878, Burdeos 1882, Barcelona 1888 y Burdeos 1895 y diversos Diplomas de Honor obtenidos en distintas Exposiciones desde 1860 a 1892.

HARDISSON
Seis medallas de oro en las Exposiciones de París 1878 y 1889, Burdeos 1882, Barcelona 1888 y Tenerife 1892 y 1909. Diploma de Honor en Bruselas 1888. Gran Prix de Zaragoza 1908 y Bruselas 1910.