Negramoll

Descripción Morfológica

Hoja adulta mediana, codiforme, dientes cóncavos poco marcados, senos inferiores y superiores sin marcar o muy poco marcados, limbo y nervadura del envés algodonoso. Racimo mediano cónico-ramoso, poco compacto y pedúnculo visible, baya mediana, pruinosa, negra, ovoide, de jugo incoloro, piel mediana y pulpa carnosa.

Interés vitícola y perspectivas de cultivo

Su cultivo parece estar relacionado con el inicio de la viticultura en Canarias. Martínez Galindo, P. (1998) cita como cultivada la variedad Negra Mole o Tinta Mollar, advirtiendo que el cultivo de variedades tintas era en cualquier caso minoritario. Su distribución es amplia. Aún encontrando cepas en todo el Archipiélago, su presencia es más importante en las Islas Occidentales. En la  viticultura tradicional aparece de forma minoritaria y su cultivo acompaña a la variedad Listán. No ocurre así en La Palma donde, bajo el término Mulata, es la variedad elevada. Su ciclo, algo más largo que la variedad Listán Negro (índice IV de Winkler Amerine) explica que su cultivo se desarrolle principalmente en cotas bajas.

Bajo el término Negramoll encontramos un grupo que reúne un comportamiento agronómico muy variable. El material vegetal tiene una carga virótica importante, factor que puede ser decisivo a la hora de explicar su bajo rendimiento. Las variedades más demandadas en la actualidad deben aportar una intensidad colorante alta a los vinos y éste es quizá uno de los mayores inconvenientes para extender su cultivo.